Tubular Tribute

Tubular Tribute

Escenario Santander - Sábado 7 Marzo 2020.

La mejor fórmula para escuchar de nuevo en directo los temas más carismáticos del ya retirado de los escenarios, Mike Oldfield. Una nueva prueba de que, en el fondo, era un rocker. Y lo sabes...

Unas antiguas cintas de cassette, en los primeros 80's, fueron nuestro primer acercamiento al universo musical de Mike Oldfield, plagado de melodías y solos de guitarra que, de forma rápida e irremediable, nos conquistaron para siempre. Por aquella época era relativamente fácil verle presentar sus singles en algunos programas musicales televisivos, de los que hoy nos acordamos con nostalgia, generalmente en playback, y con una pose casi hierática. Tuvimos que esperar hasta el 93 para poder disfrutar de uno de sus conciertos de la gira 20 Aniversario del Tubular Bells. Fue en la plaza de toros de Burgos.

Y es que no es lo mismo grabar múltiples pistas, una solapada a la otra, que llevar esas capas al directo. Ahí se tienen que convertir en músicos. Quizá eso, unido a la complejidad de los temas, hace que su recreación en directo esté en peligro de extinción. Pero, caprichos del destino, nos encontramos, y bien cerca, con un sexteto proveniente de Avilés que ha decidido llevar por estandarte las campanas tubulares, y hacer posible que todos esos estupendos temas vuelvan a sonar en directo bien ejecutados. Recreando toda la atmósfera original.

Ahí están Rubén Álvarez (guitarra solista y mandolina) y Ariane Valdivié (voz y trompeta), haciendo que nos olvidemos o, mejor dicho, que nos acordemos de Mike Oldfield y de Maggie Reilly, tándem éste que protagonizó algunas de las canciones más aclamadas en la obra ochentera del señor "Campoviejo".

Completan la formación Richard García (teclados y coros), Ángel Secades (guitarras), Kike García (bajo y voz) y Luis Senén Fernández (batería).

No les acompañaba en este viaje el señor Barry Palmer, quien en los últimos tiempos se ha deshecho en elogios para esta banda, y que ocasionalmente canta en sus directos aportando su voz rasgada a los temas del álbum Discovery y, por supuesto, añadiendo un plus de legitimidad al proyecto. Habrá otra ocasión. Sin embargo eso dejaba espacio para otros temas, como el Taurus 1, con el que abrían el show por primera vez. Extensa, a la par que preciosa suite, perteneciente al QE2. Un disco que, cuando no existía Internet, nos costó adivinar desde nuestra latitud, que aludía al transatlántico Queen Elisabeth II. La portada, con las franjas de los colores del casco, no dejaba lugar a dudas. Malditas K7's grabadas :-)

Excelente apertura. Dejando claro el mensaje de idilio con la música del genio, a la que seguía "To France". Uno de los grandes hits de la trayectoria de Mike, en la que, al igual que sucede con el archiconocido "Moonlight Shadow", se pone de relieve la magia de una gran composición, que hace descarrilar cualquier desvío. Siempre nos han gustado las versiones, algunas incluso llegan a aportar una nueva vida al tema original. Se nos ocurren, como buenos ejemplos que puedes escuchar en nuestra sintonía, el "Easy Lover" a cargo de los germanos Jaded Heart, las escasas pero tremendas de Judas Priest o, por decir algo más conocido y actual, el "Whisky in the Jar" de Metallica, que les hace parecer los inventores de la melodía popular y, en su día, popularizada por Thin Lizzy. Ejemplos hay mil. Quiero decir con esto, y sin extenderme demasiado, que siempre ha habido versiones, o mejor dicho bandas, que han sabido llevar a su terreno, con éxito, canciones firmadas por otros. Sin embargo nunca escuché ninguna que superara a una original de Mike Oldfield. Por eso la única solución es clavarlas, como hacen Tubular Tribute. Pero como en la vida siempre ha habido valientes, dejo que des una vuelta al "To France" de Blind Guardian, o al "Moonlight Shadow" de Pathfinder, The Rinn o Deathlike Silence, o más recientemente el "Shadow on the Wall" de Mystic Prophecy, en su disco de versiones. Todas ellas se pueden escuchar porque no se alejan demasiado de la melodía original y están tratadas con respeto roquero. Porque si nos vamos a las pistas de baile...en fin!.

El compromiso de Tubular Tribute con la obra del maestro Oldfield, nos dejaría también perlitas como el "Mount Teide". El tema dedicado al altísimo volcán tinerfeño, perteneciente al Five Miles Out, cuya portada, cuando ya podíamos comprar originales :-) siempre nos embobó. O la inolvidable "Sheba", también del QE2. Contó Mike Oldfield en su autobiografía, que puso ese nombre al disco porque el sonido de su banda era como el de un transatlántico. Originalmente iba a llamarse Titanic! Y no es broma.

Nos ponemos serios para recibir al "Ommadawn". Para muchos lo mejor de Oldfield, decía un sonriente Rubén desde el micro. Música llena de atmósfera que forma parte de las sinfonías del genio compositor y que, creo sinceramente, pueden disfrutar tanto los conocedores de sus sonidos como los más noveles.

"In High Places" nos teletransporta casi a la ingravidez y a la época del álbum Crises, mientras que "Punkadiddle" suena bromista, casi tanto como aquel "In Dulce Jubilo", que Oldfield compusiera para un programa infantil británico. El eje principal de Platinum pone de nuevo en evidencia el buen hacer de esta banda tributo, con la orgía de instrumentos y sonidos de su trama final. Y bien decimos, el final se acerca. Suena Tubular Bells, el tema y disco que hizo que la empresa de Mike Oldfield y la de Richard Branson de Virgin, ascendieran como un cohete a la eternidad. La del primero metafóricamente en lo musical. La del segundo...casi literalmente.

Y llega el esperadísimo "Moonlight Shadow". Composición que raya la perfección. Que se debería estudiar, al igual que su solo, en las escuelas. Y que hace que cualquier conato de modificación acabe presumiblemente en tragedia. El vídeo que recoge la excelente interpretación de Tubular Tribute está colgado en nuestra sección de Actualidad. Merece la pena verlo.

Un pequeño reprise con "Orabidoo" como eje central y nos enfrentamos al tema más deliberadamente "heavy" del bueno de Oldfield: "Shadow on the Wall". Agradecemos que no falte, aunque no esté el señor Palmer.

Toda una experiencia musical para fans y no tan fans de Mike Oldfield. Nos alegramos enormemente de haber acudido al evento. Hemos recordado muchas cosas. Es una suerte tener tan cerca a una banda que ha optado por una música tan poco convencional como interesante. Encima sirviendo de altavoz a los mejores, e incluso recónditos, temas del genio, antes de que se tiñera de rubio "platinum" ;-) y editara álbumes de propuesta cercana al chill out desde su refugio ibicenco. Además han prometido volver pronto. Estaremos atentos.

PD - La foto de la luna en la composición en blanco y negro del "Moonlight Shadow", efectivamente pertenece a la noche del concierto. Y posó así para nosotros.

Gracias y Salu2 a Escenario Santander, a Tubular Tribute y a todos y cuantos leéis ésto y os gusta la buena música.

Texto y Fotos: Javi Granja - MuchoRock Radio